Caterina Moretti: “Crean en nosotros y no en nuestro diagnóstico”

Actualizado: 29 oct 2021


Los doctores le aseguraron a su familia que no podría hablar ni caminar. Sin embargo, Caterina Moretti se convirtió en la primera locutora profesional con síndrome Down en Chile.


Caternia Moretti, foto suministrada.
Foto suministrada: Caterina Moretti

Moretti, mejor conocida en las redes sociales como Lacate, destacó que como locutora y conferencista motivacional busca transformar el mundo a uno con menos etiquetas y prejuicios sobre el síndrome Down.


“Yo nací con esta condición. Muchos dicen que es un problema o una enfermedad. Uno de los principales mitos y yo digo que no es cierto. El problema aquí es la cultura, que es la que piensa diferente. Crean en nosotros y no en nuestro diagnóstico”, aseveró Lacate.


La joven, de 25 años, quien se describió como sociable, destacó la importancia de que la sociedad debe construir un mundo con más inclusión.


“Hace falta más inclusión, más diversidad para que construyamos un camino más fuerte y no tan delicado. Sé que aún falta, pero para eso hay que hacerlo juntos, porque esto no se hace con uno”, indicó Lacate.

La mayor de tres hermanas expresó que su familia ha sido pieza clave para sentirse empoderada y creer en ella.


“Al principio, mi mamá no tenía idea del síndrome Down. La gente le decía mitos: que yo no podía aprender, que yo no podía caminar, que yo no podía hacer casi todo. En cambio, cuando nací yo, lo primero que hicieron fue creer en mí y no en mi diagnóstico”, destacó la joven conferencista.


Según la locutora, sus padres, a través de la educación, se aseguraron de ofrecerle todas las herramientas posibles para que se pudiera desarrollar y convertirse en la persona que es hoy.


“Me metieron en una escuela inclusiva y no en una escuela especial, sino en una común y corriente. Yo me formé en el mismo colegio que mis hermanas”, señaló la conferencista motivacional que ha participado en TEDx Talks.


Por otro lado, la locutora resaltó que existen múltiples mitos sobre la comunidad con síndrome Down, como el que las personas con la condición no pueden estudiar ni trabajar. Lacate, quien estudió en la Escuela de Locutores de Chile, demostró que sí es posible y que son límites que impone la sociedad.


La joven confesó que cuando entró a estudiar en la Escuela de Locutores, el director le tenía miedo a su condición. “Yo le dije al director, ‘No le tengas miedo a mi diferencia. No me tengas miedo a mí’. Y me aceptaron. En la escuela de locutores abrí puertas para que otras personas con mi misma condición puedan estudiar lo mismo que yo estudié. Y ya van dos personas con mi misma condición ya egresados de la Escuela de Locutores en Chile”, indicó con orgullo Lacate.


La joven reiteró que las personas con síndrome Down también pueden trabajar en lo que deseen, cumplir sus sueños y alcanzar toda meta que se propongan.


“Sí podemos trabajar y tenemos el derecho a trabajar. No es necesario que nadie te diga que no puedes trabajar. Para eso sí que no hay límites, para trabajar. Es un derecho de uno. Tus papás te pueden ayudar y te pueden apoyar, pero no pueden decidir por ti, si tu quieres trabajar o no”, comentó Lacate, quien hace un año vive en España.


Por otra parte, la joven, que disfruta bailar y crear contenido en las redes sociales, compartió que en el futuro se visualiza ofreciendo una charla motivacional en inglés y seguir siendo ella misma.


“No hay límites para lograr un sueño, pero para lograr una meta hay que ir construyendo pasito a pasito hasta donde uno quiere llegar”, señaló Lacate.


Para ella, tener una vida sin límites es empoderarse y creer en sí misma.


“Para mí una vida sin límites es vivirlo todo. Una vida sin límites es que no te discriminen al salir a la calle. Una vida sin límites es que sigamos creyendo en nosotros mismos y no en nuestro diagnóstico. Empoderarnos en nuestras diferencias, eso para mí es una vida sin límites”, puntualizó Lacate.


726 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo